INICIO

DOCUMENTOS

ARTICULOS

ACTIVIDADES

CONTACTA

OPINIONES


Página de la plataforma "No es cierto". Si quieres recibir información, pincha <aquí> y envía un correo con el asunto: «suscribir».
Google


¿QUIERES ASOCIARTE A LA PLATAFORMA
"NO ES CIERTO"?

Rellena y envíanos el siguiente [formulario]

 

Prensa Foro Ermua

El Foro Ermua responde a Azkarate:

“Nuestro proyecto es el "Espíritu de Ermua", es decir, todos por la libertad prescindiendo de las siglas partidistas”

Bilbao, 13 de marzo de 2006. La portavoz del Gobierno vasco retó, sorprendentemente, ayer al FORO ERMUA a que explique cuál es su proyecto para traer la paz. Los miembros del Foro Ermua aceptamos gustosos contestar esta elemental pregunta:
Se impone comenzar explicando a la Sra. Azkarate que en el País Vasco no necesitamos un proyecto para la paz, sino un proyecto para la libertad, para la convivencia en libertad. En Euskadi vivimos en paz aunque haya asesinatos, amenazas y chantaje; lo que nos falta desde hace casi setenta años, a pesar de que la Sra. Azkarate no quiera enterarse, es la libertad y su correlato de seguridad. Por eso nosotros tenemos no un proyecto para la paz, sino un proyecto para la libertad. Sintéticamente, las bases de este proyecto son las siguientes:

1.- Deslegitimación social del entramado terrorista de ETA-BATASUNA y de los discursos identitarios de los que se sustenta, por ser antidemocráticos. La movilización cívica y la denuncia del totalitarismo de ETA y de los discursos que pretenden fundamentar la soberanía en la identidad etnocultural o etnolingüística es requisito imprescindible para poner las bases de una sociedad de ciudadanos libres, iguales y solidarios que esté en condiciones de derrotar a la banda.

2.- Delimitación del terrorismo como un fenómeno complejo que no se reduce a quienes aprietan el gatillo o colocan el amosal. Para hacer frente al terror hay que saber cómo funciona y cómo trata de extender sus redes sociales. El terrorismo se despliega en diferentes frentes que incluyen los aparatos de movilización, las estructuras para hacer la pedagogía de la violencia, el frente institucional desde donde obtener financiación y amplificar el discurso terrorista, etc. Todos ellos son terrorismo y a todos se les debe hacer frente.

3.- Presión legal, judicial, económica, policial y administrativa desde el Estado de Derecho al terrorismo en todos sus frentes, incluido el político institucional. Cumplimiento estricto de la Ley. Para derrotar a ETA es necesario cortar su financiación pública, expulsar a los terroristas de los espacios institucionales desde donde extienden el terror, difunden su propaganda y obtienen información, desarrollar leyes más efectivas en la persecución y represión de todas las manifestaciones del terrorismo, continuar y aumentar la presión policial, etc. En definitiva, poner a todo el Estado de Derecho a funcionar contra ETA de manera decidida y constante y haciendo que se cumpla la Ley de manera estricta.

4.- Aislamiento internacional del entramado ETA-BATASUNA. En un mundo globalizado, donde los desplazamientos, las relaciones y los apoyos tienen carácter planetario, es necesario desarrollar un discurso democrático y de firmeza que sea correctamente explicado en el ámbito internacional. Hay que buscar las alianzas y los apoyos más allá de nuestras fronteras. Eso reducirá el ámbito de movimiento de los terroristas y nos permitirá contar con la colaboración efectiva del resto de los países.

5.- Diseño de una política antiterrorista de Estado a largo plazo y basada en las anteriores premisas.
La unidad sobre bases inestables o mudables no es eficaz frente al terrorismo. La eficacia de la unidad democrática surge cuando se asienta en bases firmes y claras que perduran en el tiempo, haciendo perder la esperanza a los terroristas, quienes los amparan y quienes los disculpan. Nada hay más eficaz que demostrar a ETA que jamás conseguirá ninguno de sus objetivos y, por el contrario, nada hay más negativo que hacer concebir a ETA esperanzas de que sus asesinatos pueden darle algún día frutos. Los intentos de diálogo con ETA antes de su rendición sólo alimentan la esperanza de la banda y su entorno.

Ésas son las líneas básicas de nuestro proyecto para recuperar la libertad en Euskadi. Es el proyecto de la democracia, de la Ley, de los principios y los valores. Su fundamentación ética está más allá de cualquier duda, su eficacia está acreditada, puesto que los escasos cuatro años en los que estuvo vigente, supusieron el mayor retroceso para la banda terrorista de su historia, llevándola a una situación de extrema debilidad. Si se hubiera continuado por esa senda, habríamos llegado en un plazo no muy dilatado a ver la definitiva desaparición de ETA, pasando a convertirse en un grupo residual en un proceso de “grapización” imparable.
El proyecto del Foro Ermua asfixia a ETA, frente a otros proyectos que dan esperanzas a los terroristas.
El proyecto del Foro Ermua profundiza en la democracia, frente a otros proyectos que pretenden el entendimiento con los asesinos, en detrimento del propio sistema democrático.
El proyecto del Foro Ermua es el proyecto de la libertad, frente a otros proyectos que buscan mantener el poder y sus prebendas gracias a la ventaja que les da la pervivencia de un supuesto “conflicto”, que ETA con su actividad terrorista pretende escenificar.
El proyecto del Foro Ermua es el proyecto de la justicia y del respeto a la ley porque sin ellas no hay paz, ni libertad, frente a los que pretenden imponer el perdón a las víctimas hacía unos asesinos que no muestran el menor indicio de arrepentimiento.

Esperamos que la Sra. Azcárate haya entendido finalmente cuál es el proyecto para la convivencia en libertad del Foro Ermua, aunque llevamos 10 años explicándolo. Por nuestra parte, le retamos a mantener un debate en televisión para confrontar nuestros proyectos. Además, le remitimos gratuitamente nuestras publicaciones para que pueda estudiar nuestras propuestas, a pesar de la ausencia de subvenciones por parte del ejecutivo vasco a nuestra asociación.

[Quiero opinar]